» Hospital de Quilpué junto a su Voluntariado inauguraron Sala de Acogida para recibir y acompañar a familiares de pacientes fallecidos.

Hospital de Quilpué junto a su Voluntariado inauguraron Sala de Acogida para recibir y acompañar a familiares de pacientes fallecidos.

Sala Acogida web

En una simbólica ceremonia el Hospital de Quilpué junto a su Voluntariado inauguraron la Sala de Acogida, que busca brindar un espacio digno y acogedor a los familiares de aquellos pacientes que fallecen en el recinto asistencial, en donde puedan recibir asistencia emocional y espiritual.

La Sala de Acogida es una obra financiada en forma conjunta por los voluntariados del Hospital de Quilpué, quienes durante tres años, y mediante la realización de distintas actividades, lograron recaudar el dinero necesario para la construcción de este espacio que se encuentra ubicado a  un costado de la Morgue.

Según explicó el encargado de la Unidad de Participación del Hospital de Quilpué, Marco Saldías, este proyecto se enmarca dentro de una serie de medidas que tienden a establecer el concepto de Buen Morir en el establecimiento, y tiene como principal objetivo contar con un espacio digno y acogedor para recibir y acompañar a los familiares de pacientes fallecidos al momento de su retiro del establecimiento.

“Cuando un paciente se encuentra grave o ha fallecido, se produce un momento de angustia y estrés para los familiares quienes se ven afectados frente a la muerte de su ser querido, por lo que este espacio permite entregarles una atención más cálida, digna y humana en momentos tan difíciles”, comentó el encargado de la Unidad de Participación.

Para colaborar con este objetivo, son las mismas voluntarias quienes en diferentes turnos, se encargan de asistir y acompañar a los familiares, a través de la entrega de un café o mediante apoyo espiritual si lo requieren. A su vez, el Hospital se ha encargado de capacitar al voluntariado para enfrentar con mayores herramientas la atención de las familias en estos difíciles momentos.

Al respecto la directora del Hospital de Quilpué, Dra. Javiera Muñoz expresó su satisfacción tras la concreción de la obra que implicó “el compromiso y esfuerzo del Voluntariado del Hospital de Quilpué para lograr este hermoso objetivo, que es contar con una sala digna, acogedora no sólo por la infraestructura sino también por la atención que ellas entregan a las familias que lo requieren”, comentó.

“ESTAMOS MUY SATISFECHAS”

Por su parte, la voluntaria de Agrupación Gristar, Verónica Olivos, expresó su satisfacción por el objetivo de largos años cumplido. “Estamos muy satisfechas, como Voluntariado del Hospital, porque esto era algo como utópico y ahora realmente se gestó y concretó. Estamos muy satisfechas porque lo logramos, y porque ahora hay una sala digna, hermosa, con la atención de las mismas voluntarias en los diferentes turnos, para recibir a los familiares cuando vienen a retirar a sus seres queridos, a quienes acogen, les ofrecen un té, un cafecito y toda la parte afectiva que es tan importante para los familiares”, expresó la voluntaria.

La inauguración de la “Sala de Acogida” de familiares, contó con la participación del Equipo Directivo del hospital, representantes de la Unidad de Acompañamiento Espiritual, del Consejo Consultivo de Usuarios,  así como de los diferentes grupos del Voluntariado del Hospital de Quilpué conformado por Damas Rojas, Damas de Canela, Damas de Rosado, Damas de Lila, Damas de Azul, Damas de Blanco, Agrupación Gristar, Ministerio de la Misericordia y Asambleas de Dios.

IMG_20170818_101548652

DSC00190IMG_20170818_101539703IMG_20170818_101850190IMG_20170818_103850307IMG_20170818_103924351