» Hospital de Quilpué realizó inducción para más de 400 alumnos que utilizan recinto como Campo Clínico

Hospital de Quilpué realizó inducción para más de 400 alumnos que utilizan recinto como Campo Clínico

Labor Asistencial Docente de recinto hospitalario permite a 800 estudiantes del área de la salud realizar sus prácticas profesionales durante el año

portada

 

La Relación asistencial docente es un vínculo estratégico, de largo plazo, que une al sector público de salud con instituciones de educación superior, alianza que busca colaborar en la formación de profesionales y técnicos competentes para satisfacer las necesidades de salud de la población.

En este contexto, el Hospital de Quilpué, de la Red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, es un establecimiento asistencial docente, siendo utilizado como campo clínico por cientos de estudiantes de pregrado que realizan sus prácticas profesionales en el ambiente asistencial, participando de los procesos de atención de acuerdo a las competencias definidas para cada nivel y bajo la adecuada supervisión.

La relación asistencial docente como tal se regula en la Unidad de Capacitación y Selección del Hospital de Quilpué, a cargo de la psicóloga Carla Riquelme, en donde se realiza la articulación con los centros formadores de los estudiantes de pre-grado, el cumplimiento de los convenios suscritos con estas casas de estudio, el cumplimiento y seguimiento a los indicadores de Calidad que exige esta estrategia, entre otras labores administrativas.

“También existe un Comité RAD Asesor, que vela por la parte técnica, regula la capacidad formadora -que es la capacidad que podemos recibir como institución- y nos apoyamos en el Comité cuando hay decisiones que debemos tomar cuando se generan algunas situaciones complejas que tengan relación con los alumnos o con las casas de estudio”, expresó Carla Riquelme.

 

800 ALUMNOS AL AÑO

El Hospital de Quilpué recibe al año alrededor de 800 estudiantes de pregrado anuales, de carreras como Medicina, Enfermería, Kinesiología, Tecnología Médica, Terapia Ocupacional, Nutrición, entre otras, desde los primeros años de pregrado hasta los que vienen en calidad de internos -estudiantes de Quinto Año y en el caso de Medicina de Sexto y Séptimo año- así como algunos alumnos de postgrados de medicina.

Por lo mismo, el establecimiento a través de su Comité RAD, organiza dos inducciones masivas al año que recibe alrededor de 400 alumnos en cada una de estas, para darles a conocer una serie de aspectos que deben tomar en cuanta de los procesos asistenciales en los que van a participar, siempre manteniendo el foco en la atención al paciente como prioridad.

Fue así que un total de 430 alumnos de distintas universidades de la región asistieron esta semana a una doble jornada de inducción sobre el funcionamiento del Hospital de Quilpué, las cuales se llevaron en la Universidad Andrés Bello en Viña del Mar. Aspectos como las disposiciones y funcionamiento de la Unidad de Relación Asistencial Docente, la Dignidad del Paciente en la Atención y Trato Usuario, Calidad y Seguridad en la Atención, Control y Prevención de IAAS, la Ficha Clínica, así como nociones de prevención de riesgos, fueron parte de la jornada de inducción que el Comité RAD del Hospital de Quilpué realizó a los estudiantes, para luego dar inicio a sus respectivas prácticas.

ES UNA GRAN OPORTUNIDAD

Carolina Santander, alumna interna de la carrera de obstetricia de la Universidad de Valparaíso, quien inició su práctica como interna de gestión al interior del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Quilpué destacó el papel Asistencial Docente del recinto de salud. “Es una buena posibilidad porque amplía el campo clínico y porque el manejo de un hospital a otro es muy distinto. Para ser nuestros primeros días, nos han dado bastantes herramientas y la confianza suficiente para poder empoderarnos de nuestro rol como matronas y poder llevar a cabo una práctica lo más centrada y favorable para nosotros y para el hospital y ser un aporte obviamente para el hospital y para los profesionales que van a estar a cargo” expresó.

Nicole González Sanzana, estudiante de segundo año de la carrera de enfermería de la Universidad de Valparaíso, comentó que “nos gusta mucho la práctica de Quilpué por la cantidad de insumos que tiene, el equipo multidisciplinario más a la mano, y el buen ambiente, es un gusto estar en la práctica en Quilpué”.

Así también, su compañera de carrera, Camila Severín, comentó que “aunque sea más acotado en cuanto a infraestructura, entrega una cercanía entre los profesionales y los practicantes de las universidades. Como son espacios más pequeños nos entrega la oportunidad de tener la cercanía con el equipo de salud”.

Por su parte, Vicente Banz dijo que “la expectativa se da porque al llegar gente más vulnerable se ven casos más variados, llegan pacientes con patologías complicadas uno aprende más, tienes posibilidad de observar procedimientos porque hay más cercanía con el personal. El Hospital de Quilpue es un recinto en el que uno adquiere mucha experiencia y práctica, estoy muy feliz que me haya tocada allá”.

IMG_8611IMG_8614IMG_8619IMG-20180328-WA0008 (2)IMG_8602IMG_8588IMG_8601IMG_8594IMG_8621