» Programa de Cuidados Paliativos del Hospital de Quilpué: Asistencia integral para brindar una mejor calidad de vida al paciente y su entorno

Programa de Cuidados Paliativos del Hospital de Quilpué: Asistencia integral para brindar una mejor calidad de vida al paciente y su entorno

equipo

Prevenir y aliviar el sufrimiento de los pacientes que son diagnosticados con cáncer progresivo y no progresivo, mejorando su calidad de vida y la de su entorno, es el principal objetivo del Programa de Cuidados Paliativos del Hospital de Quilpué del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, integrado por un equipo multi profesional que se ha ido fortaleciendo en el tiempo, en beneficio de la atención de los pacientes y sus familias.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) los cuidados paliativos mejoran la calidad de vida de los pacientes (adultos y niños) y sus familias cuando afrontan problemas inherentes a una enfermedad potencialmente mortal. “Previenen y alivian el sufrimiento a través de la identificación temprana, la evaluación y el tratamiento correctos del dolor y otros problemas, sean estos de orden físico, psicosocial o espiritual”.

Actualmente, el Programa de Cuidados Paliativos tiene dos aristas de atención: el alivio del dolor para pacientes con cánceres no progresivos, y pacientes que ingresan con cáncer progresivo, en etapas más avanzadas o que se encuentran en un proceso de fin de vida y a quienes se les acompaña desde el ingreso hasta su fallecimiento. Posteriormente, se apoya psicológicamente a la familia, si lo requieren, en el duelo.

Así lo explicó la encargada del programa, la kinesióloga Sandra Vera, quien expresó que el abordaje del Hospital de Quilpué se realiza a través de un equipo multiprofesional compuesto por tres médicos, químico farmacéutico, enfermera, nutricionista, asistente social, psicólogo, kinesiólogo y técnico paramédico, con un alto compromiso con el paciente y su familia.

“Atendemos alrededor de 200 pacientes mensuales y podemos materializar el compromiso de ingresar antes de cinco días a los pacientes. Ante el aumento sostenido de nuevos pacientes, el programa se reforzó con 11 horas adicionales de profesional médico, lo que permitió aumentar la capacidad de nuestras visitas a domicilio y horas médicas ambulatorias. Además, se iniciaron visitas psicológicas a domicilio, prestación que hasta hace un tiempo no contábamos”, expresó la profesional.

Se trata de uno de los equipos más completos de la red de salud con profesionales con horas con dedicación exclusiva y protegidas con resolución del recinto hospitalario. “Este hospital también se destaca por el desarrollo de la rehabilitación oncológica en cuidados paliativos un área que a nivel país es incipiente. Hemos adquirido mucha experiencia logrando disminuir síntomas y mejorando la funcionalidad de estos pacientes, a pesar de que están en una etapa de la enfermedad avanzada”, comentó la kinesióloga Sandra Vera.

DSC04232

 

“Me encontré con personas extraordinarias”

El quilpueíno Gabriel González, enfrentó la enfermedad de su esposa Macarena, diagnosticada con un agresivo cáncer a la columna. Tras ser intervenida en Valparaíso y con un delicado pronóstico de carácter progresivo, fue derivada al Programa de Cuidados Paliativos del Hospital de Quilpué.

“Me encontré con personas extraordinarias. Recibimos el apoyo de kinesiología liderado por la Sra. Sandra Vera quien nos acogió y comenzó a realizar los primeros tratamientos. Lo más destacable es la coordinación que tiene el equipo de cuidados paliativos, kinesiología, la parte médica, enfermería, farmacia que funciona muy bien respecto a la entrega de medicamentos que son necesarios para la atención del enfermo. El apoyo psicológico también para el cuidador es importante destacarlo. En realidad el equipo que tiene el Hospital de Quilpué de Cuidados Paliativos es un tremendo equipo. Es todo un apoyo integral que genera que el mismo cuidador se sienta muy apoyado al extremo que cuando ellos no vienen más, porque el ser querido falleció, uno los ha incorporado como parte de su familia y de verdad que se les echa mucho de menos”, expresó Gabriel González.

Así también, Mauricio Muñoz, familiar de una paciente que ingresó al programa comentó que “nos dieron además de todas las medicinas, una atención constante de médico y profesionales a medida que se fue agravando la situación y realmente tuvimos mucho apoyo tanto técnico como profesional, pero además el mismo personal ha sido muy humano en el trato. Nos hemos sentido siempre apoyados. Para nosotros era muy desconocido este sistema que a pesar de la difícil situación tuvimos el mayor de los apoyos” expresó.

DSC04251 

Desafíos de Cuidados Paliativos

La visibilidad del Programa tanto en la comunidad como al interior de la Red de salud es importante para el crecimiento de la unidad. “Nos interesa que la comunidad usuaria y funcionaria sepan que existe este programa, que si detectan a un paciente que tenga cáncer activo y a causa de esta enfermedad esté cursando con dolor o alguna problemática, que los médicos que están tratando a esos pacientes puedan derivar lo más precozmente posible a Cuidados Paliativos”, expresó Sandra Vera.

Así también existe la voluntad de seguir trabajando y avanzando para mejorar la cobertura tomando en cuenta nuevas legislaciones en curso que amplían los cuidados paliativos a otras enfermedades y no solamente al cáncer. “Queremos seguir avanzando y hacer visitas al hospital para ir captando pacientes que puedan estar en esta condición de fin de vida y poder darles el alta, que los pacientes puedan fallecer más acompañados, con sus síntomas aliviados y en sus domicilios junto a su familia, que es lo ideal”, finalizó Sandra Vera.

El Programa también posee un voluntariado –las Damas de Rosado- quienes asisten en dupla a los domicilios cuando el familiar requiere ir a entrevista, realizar algún trámite o simplemente descansar.

De esta manera, se afronta el sufrimiento ocupándose de problemas que no solo se limitan a los síntomas físicos del paciente. Se trata de trabajo en equipo para brindar la posibilidad de seguir viviendo con la mejor calidad de vida posible.

DSC04258DSC09776