Hospitales de alta complejidad SSVQ suman nuevas estrategias para afrontar la demanda asistencial Covid-19

La red integrada de salud ya alcanza las 217 camas críticas sumando esfuerzos, compromiso y personal especializad para seguir enfrentando esta pandemia, en un esfuerzo sin precedentes

Imagen foto_00000010

A través de la gestión, esfuerzo y compromiso de los equipos que componen la red  de salud, el Servicio de Salud Viña del Mar Quillota sigue implementando una serie de estrategias que, sumadas al aumento progresivo de camas críticas, que ya han llegado a 217 en la red integrada, han permitido reforzar la atención progresiva y oportuna de pacientes Covid y no Covid, en los Hospitales de mayor complejidad de la red, San Martín de Quillota, de Quilpué y Dr. Gustavo Fricke.

Se triplica capacidad UCI en Hospital de Quilpué

Desde el inicio de la pandemia el Hospital de Quilpué ha triplicado la dotación de camas destinadas a pacientes críticos en una planificación que ha ido escalando en la medida que la presión asistencial se ha hecho más intensiva.

Según explicó el Director del Hospital de Quilpué, Alejandro Alarcón Landerretche, “la estrategia de intervención ha tenido varios frentes. El primero de ellos fue el incremento de la capacidad de camas UCI que aumentó de 5 camas a 11 en la primera ola, y para esta segunda ola nos obligó a generar un tercer plan con la apertura de la UCI C, que implicó reconvertir dos pabellones de cirugía electiva, en 4 cupos Uci adicionales, por lo tanto, se incrementó a 15 camas UCI en total”.

 El Director destacó además que si bien se mantuvieron las 5 camas UTI, hubo una complejización en la atención del Servicio Médico Quirúrgico 1, con apoyo de recurso humano especializado para esas unidades, que han permitido sostener en el tiempo la continuidad de la atención a pesar de la alta demanda asistencial de pacientes medianamente graves y críticos.

El éxito de la ventilación no invasiva

Otra de las estrategias implementadas, y que ha tenido positivos resultados, es el uso de la terapia de ventilación no invasiva a través de un dispositivo llamado Helmet que ha permitido evitar el agravamiento pacientes hospitalizados por COVID 19, y sortear el ingreso a una Unidad de Cuidados Intensivos que hoy se encuentran con sus capacidades al límite producto de la Pandemia.

El Dr. Aurio Fajardo, especialista en ventilación mecánica y soporte ventilatorio que lidera la estrategia, expresó que el uso de Helmet “es una terapia que brinda soporte no invasivo. Se basa en la aplicación de presión positiva continua en la vía aérea, la cual se consigue a través del uso de altos flujos de gas al pasar por un tubo especial (venturi) donde se genera el principio de Bernoulli. Con esto, logramos que el paciente recupere, al menos en parte, su capacidad residual funcional que se encuentra deteriorada en estos casos”.

Hospital Dr. Gustavo Fricke: camas críticas y estrategias de ventilación no invasiva

El Hospital Dr. Gustavo Fricke ha desarrollado, desde el principio de la pandemia, acciones que, de acuerdo a la evolución epidemiológica, han ido adaptándose a la demanda asistencial.

Una de las estrategias principales es el aumento de camas críticas, tal como afirma el Director del establecimiento, Dr. Leonardo Reyes: “Eso significó en definitiva que de las quince camas para ventilados que teníamos en marzo del año pasado, al final de la primera ola, estamos hablando de julio-agosto 2020, llegamos casi a 46. A partir de marzo de este año, cuando se vio un nuevo aumento de casos y complicaciones, hicimos un mayor esfuerzo y cumplimos con un aumento de un 30 por ciento respecto del peak que tuvimos en julio del año pasado. En estos momentos, estamos con 57 camas críticas”.

En relación a la implementación de ventilación no invasiva, el Dr. Carlos Smok, Jefe de Medicina explica que “en el área médica empezamos a hacer la ventilación no invasiva con la cánula nasal de alto flujo a un nivel tal que ya tenemos 18 pacientes con cánulas instaladas y esta semana vamos a subir a 24, es decir, pasó de cero a 24 pacientes en simultáneo, en el curso de los últimos 6 meses. Es un aprendizaje que hemos hecho de manejo de neumonía grave, que existía hace años en el mundo infantil, pero no en la medicina de adultos. De 3 pacientes que caen en falla respiratoria, dos de ellos son posibles de manejar con cánula de alto flujo y solo uno de ellos, llegará a ventilación invasiva”.

Imagen foto_00000009

Medidas Hospital San Martín de Quillota

Por su parte, el Hospital San Martín de Quillota ha utilizado estrategias diversas para hacer frente a los requerimientos sanitarios de la población en medio de esta contingencia. El aumento de 6 a 17 sus camas de la Unidad de Cuidados Intensivos, como destaca el Director Claudio Fernández Molina: “En este tiempo de pandemia el Hospital San Martín de Quillota participa de la red asistencial a través de la colaboración que hemos sostenido con ellos. Hemos tomado algunas otras medidas internas dentro del establecimiento para ir incrementando nuestras camas. Hasta el momento, tenemos 17 camas críticas de un inicio en que eran solamente 6; es decir hemos crecido más del 200% en cuanto a la habilitación de camas para poder atender a los pacientes más complejos”.

Estrategias de apoyo

Asimismo, el establecimiento ha utilizado estrategias diversas para afrontar el alza de contagios en las últimas semanas, como ha sido el reforzar la Unidad de Emergencia Adultos, la cual fue dotada de mayores espacios y equipamiento para apoyar pacientes ventilados. De igual forma, se están utilizando estrategias de manejo remoto de pacientes de manera de optimizar el uso del recurso cama, como es el uso de la Telemedicina y de Hospitalización Domiciliaria.