» Los testimonios del Servicio MQ1 del Hospital de Quilpué en Pandemia:

Los testimonios del Servicio MQ1 del Hospital de Quilpué en Pandemia:

Su designación como Servicio COVID desde el primer día, la superación de los temores, el trabajo en equipo y la complejización de la atención.

El primer paciente Covid positivo fue internado en el Hospital de Quilpué en abril del 2020, un mes después que se detectara el primer caso de Coronavirus en el país. El Servicio Médico Quirúrgico 1 (MQ1) había sido designado para recibir en primera instancia a los pacientes de esta extraña enfermedad, que entonces provocaba temor e incertidumbre entre la comunidad y los trabajadores de la salud del país y del mundo.

Ya a fines del mes de mayo de ese mismo año, todos los pacientes del MQ1 eran COVID positivo y se enfrentaba como en todo el Hospital, a la primera a ola de la Pandemia. “Llegamos a tener 20 pacientes, todos con la enfermedad, con toda la demanda en la atención que aquello significó para el servicio, en un contexto de aprendizaje y que día a día se agregaba nueva información oficial sobre los riesgos de la enfermedad” comentó Marta Rojas, enfermera supervisora.

Muchos funcionarios y funcionarias debieron partir a otros servicios, principalmente debido a la ampliación de la UCI, no obstante con personal reducido, con rostros nuevos también, se esforzaron en cada turno por brindar la batalla frente a la adversidad, con procedimientos nunca antes implementados en un servicio acostumbrado a recibir pacientes con patologías médicas y quirúrgicas.

En julio y agosto se pudieron concretar varios de los cambios físicos que permitieron al servicio una serie de condiciones que mejoraron la atención, como las puertas vidriadas para mantener visibles a los pacientes en todas las salas, la llegada de monitores multiparámetros que permitió controlar de mejor manera a los pacientes, y meses después, la implementación de innovadoras técnicas y dispositivos de ventilación no invasiva que se tradujo en la complejización de la atención.

“Ha sido un año y medio de aprendizaje, de crecimiento y también de enfrentar temores que hemos sabido controlar. Todo el personal del servicio ha estado muy consciente de lo que significa ocuparse de los pacientes. Sentimos que es importante que nuestra comunidad conozca los cambios que surgieron en el MQ1,  y que vamos a recibir a todos los pacientes que tengan que llegar, sean Covid o no Covid, la idea es cuidar a los pacientes”, expresó Marta Rojas.

Estos son algunos de los testimonios del equipo MQ1, el Servicio COVID desde el día 1, que sigue en la primera línea de la atención contra la Pandemia:

Tens Jacqueline Azolas, 33 años en el servicio MQ1.

“Fue un cambio muy fuerte, vimos a nuestro personal reducido, la llegada de gente nueva, con cuadros clínicos que no habíamos visto nunca, pacientes que debieron intubarse en sala, el uso de las cánulas de alto flujo, el casco helmet, fue todo muy nuevo y que requirió de nuestra rápida adaptación.

Se necesita entrenamiento y este no se logra con una o dos capacitaciones, sino que se requiere que sea una práctica constante para que puedas quedar bien capacitado. Pero nos organizamos bien. Afortunadamente, acá nunca nos han faltado los Elementos de Protección personal y aunque no estábamos preparados para todo lo nuevo que llegó y que no conocíamos, el servicio estuvo a la altura del desafío”.

Nicole Hernández, enfermera MQ1 desde mayo del 2020

“Hemos sido testigos de la evolución de la enfermedad desde su inicio hasta el día de hoy. Comenzamos a atender a dos pacientes por sala, luego por la complejidad  tres, hasta llegar a cuatro y luego volver a tres pacientes por sala. Una enfermedad desconocida, que provocaba mucho miedo, el apoyo entre los compañeros, los largos turnos de 24 horas… 

Destacar el trabajo que se ha hecho para humanizar esta atención por ejemplo a través de las videollamadas entre familiares y pacientes que han sido fundamentales. Nunca pensé que íbamos a vivir lo que se veía en Europa que la familia se despedía de su ser querido a través de una video llamada, al principio fue muy complejo, brindar  la posibilidad de comunicarse o despedirse puesto que las visitas no están permitidas. Se les ofrece también en la medida de lo posible despedirse presencialmente con todos los elementos de protección personal, se acompaña al paciente hasta el último momento, darle el máximo confort, colocar un biombo para su privacidad”.

Katherine González enfermera MQ1 desde mayo del 2020

“En el MQ1 hemos visto la evolución de la pandemia, la complejización del servicio, adquiriendo muchos conocimientos que no esperábamos tener y siento que ahora tenemos un equipo de trabajo bien formado, somos un gran equipo y eso ha servido para enfrentar la pandemia de mejor manera.

Junto con aprender mucho del trabajo de la UCI, partimos siendo el primer servicio del hospital, que recibió  a los pacientes con ventilación mecánica no invasiva y con el uso de dispositivos innovadores para esta patología como lo fueron los cascos Helmet. Lo más importante ha sido tener un buen clima de trabajo ante un panorama incierto, así dan ganas de trabajar y hacer más cosas por los pacientes”.

Cristina Rodríguez Lebu, enfermera 11 años en el servicio MQ1.

“Ha sido fuerte y doloroso. Recibimos al primer paciente todos con miedo, incertidumbre, pensaba que me iba a morir. De hecho llamé a mi familia en el Sur y les dije que lo más probable es que me iba a morir. Pero siempre con el apoyo de mi jefatura, poco a poco fuimos avanzando al interior del servicio.

Nos dábamos cuenta que las cosas no las estábamos haciendo mal, había un Comité que nos capacitaba, nos orientaba, había harta preocupación y supervisión que comenzó a darme confianza para seguir trabajando con acceso a todos los elementos de protección. Se iban actualizando los conocimientos algo que no pasaba en otros centros de salud.

Eso significó que no tuviéramos nunca un brote en el servicio y los contagios de algunos de nuestros compañeros eran externos, a pesar de tener pacientes COVID y no Covid. El apoyo y la supervisión fueron fundamentales, la Jefatura accesible y dispuesta a resolver todas las dudas. Siento que hemos salido fortalecidos de esta experiencia como equipo”.