» Hospital de Quilpué mejora terapia inhalatoria para pacientes con patologías respiratorias crónicas

Hospital de Quilpué mejora terapia inhalatoria para pacientes con patologías respiratorias crónicas

A través de la entrega de nuevos inhaladores y terapia individualizada para cada tipo de paciente se busca mejorar la efectividad del tratamiento.

Mejorar de manera significativa la terapia inhalatoria en pacientes adultos con distintas patologías respiratorias crónicas, mejorando la sintomatología que presentan, es uno de los principales objetivos de la adquisición y entrega de nuevos inhaladores por parte del Hospital de Quilpué, destinados a este grupo de pacientes.

La terapia es liderada por el Dr. Martín Pazmiño Méndez, médico broncopulmonar adulto del Hospital de Quilpué, quien explicó que el establecimiento atiende a pacientes con enfermedades obstructivas crónicas como el asma, EPOC o bien patologías como la fibrosis pulmonar, en cuyos tratamientos utilizan inhaladores, que con el paso del tiempo han ido mejorando significativamente y haciendo más efectiva la terapia inhalatoria.

 “En un universo de pacientes respiratorios obstructivos que necesitan inhaladores que contengan corticoides o bronco dilatadores de acciones largas, es muy importante que la técnica inhalatoria se maneje de la mejor manera. Tanto así, que por ejemplo en el asma, se ha demostrado que pacientes que siguen sintomáticos es, en gran medida porque tienen problemas en el uso del inhalador, porque la cantidad de medicamento que entra al pulmón no es la adecuada”, explicó el Dr. Martín Pazmiño.

Es por este motivo, que el Hospital de Quilpue adquirió nuevos inhaladores con medicamentos de acción más larga y con menor dosis de corticoides para evitar efectos adversos, y que además permite individualizar la terapia dependiendo de las características de cada paciente. “A través del uso de este dispositivo se espera mejorar la sintomatología, es decir, serán pacientes que no estarán exacerbados, que van a consultar menos en la Unidad de Emergencia y que van a generar menos presión en atención primaria”, comentó el profesional médico.  

La entrega de los nuevos inhaladores a pacientes controlados en el Consultorio de Especialidades comenzó en el mes de febrero, con el objetivo que este tratamiento se extienda al resto de la red, no solamente a nivel hospitalario sino también en la Atención Primaria de Salud.

“El Hospital no solo hizo el esfuerzo de mejorar la generación de los inhaladores, entender la importancia de la terapia inhalatoria, sino también adquirir medicamentos antifibróticos para los pacientes que padecen fibrosis pulmonar  y medicamentos antiinflamatorios que antes no teníamos y de esta manera podemos mejorar la terapia en casos determinados”, expresó el Dr. Martín Pazmiño.

De esta manera, un paciente con asma o una EPOC, con una medicación adecuada, adhesión al tratamiento y una buena técnica de inhalación, debería mejorar ostensiblemente su calidad de vida y mantener su enfermedad controlada.

Dr. Martín Pazmiño Méndez, médico bronco pulmonar Hospital de Quilpué.