» Día Mundial del Sueño:

Día Mundial del Sueño:

Hospital de Quilpué llama a recuperar hábitos saludables y a estar alertas a cuadros que provocan los trastornos del sueño

El viernes anterior al equinoccio de otoño se celebra el Día Mundial del Sueño, con la finalidad de sensibilizar a la población acerca de la importancia que tiene para el bienestar de las personas, dormir bien. Este año, el Día Mundial del Sueño se celebra hoy 18 de marzo, a través del lema “Sueño de calidad, mente sana, mundo feliz”.

A raíz de esta fecha, dos especialistas del Hospital de Quilpué buscan educar y concientizar acerca de la importancia de tener un sueño reparador y prevenir los trastornos del sueño en la población usuaria, un problema cada día más prevalente y que si no es tratado a tiempo puede ocasionar serios problemas de salud.

El Dr. Juan Carrillo, jefe de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital de Quilpué, y Coordinador de la Comisión de Trastornos Respiratorios del Sueño de la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias, expresó que muchas personas desconocen que los trastornos del sueño están íntimamente asociados a enfermedades crónicas y particularmente a enfermedades cardiovasculares.

“Los trastornos de sueño cuando se hacen crónicos, cuadros que afectan a mucha población, se asocian a trastornos crónicos del metabolismo: resistencia a la insulina, diabetes, dislipidemia, hipertensión y también a cuadros cardiovasculares. Pero también se asocian a problemas mentales. Los pacientes que tienen apnea de sueño, un porcentaje importante alrededor de un 25 por ciento, puede acompañarse de un trastorno depresivo”, expresó.

Así también el médico especialista explicó que los problemas de insomnio crónico y los problemas de trastornos del horario para dormir –aumentados por malos hábitos en los últimos años- tienes al menos dos consecuencias importantes: La persona empieza a aumentar de peso e involucra trastornos de salud mental y cognitivos. “Hoy ya es un hecho que los niños que tienen apnea de sueño o que tienen trastorno respiratorio del sueño caracterizado principalmente por un ronquido primario, tienen trastornos de conductas y trastornos de aprendizaje y muchos de ellos configuran el cuadro clínico de un déficit atencional con o sin hiperactividad”.

Nuevos riesgos con el aumento de la obesidad

El Dr. Juan Carrillo advierte que junto con un aumento de la obesidad, se ha generado también un aumento de los trastornos respiratorios del sueño, fundamentalmente la apnea de sueño. “Pero se agregó un cuadro relativamente nuevo que antes se conocía como síndrome de pickwick y que hoy la denominamos Sindrome de Hipoventilación por Obesidad asociado a la obesidad mórbida, y que son pacientes que empiezan a retener CO2 porque tienen una vía aérea muy estrecha producto de la obesidad, y eso altera mucho el sueño”.

Por eso, advierte que es muy importante que se mantenga la realización de la siguiente Encuesta Nacional de Salud que debiera realizarse el 2023, la que va permitir establecer los cambios que ha habido en el perfil epidemiológico de la población en general y ver el impacto que ha tenido en la salud de la población, la Pandemia.

Establecer hábitos y respetar los tiempos de sueño

Otro de los especialistas que trata trastornos respiratorios del sueño es el Dr. Martín Pazmiño, médico broncopulmonar del Hospital de Quilpué, quien llama a la comunidad a poner alerta en los síntomas como la roncopatía o la somnolencia durante el día, y no normalizar estos cuadros.

“Como equipo en el Hospital de Quilpué hemos querido que esta fecha no pase desapercibida sino que se haga un llamado de atención hacia los médicos, al equipo de salud clínico y no clínico y también hacia los pacientes. Los problemas del sueño están muy íntimamente relacionados con una serie de problemas de la vida diaria. Por ejemplo en los adultos mayores el síndrome del dolor crónico, tiene una base muy importante en los trastornos del sueño”, expresó el Dr. Pazmiño.

Ambos especialistas coinciden en algunos consejos que las familias deben adoptar en sus hogares para mejorar la calidad del sueño, pero que también se deben adoptar como factores protectores de la salud para prevenir múltiples cuadros relacionados con los trastornos del sueño, como las enfermedades cardiovasculares, metabólicas y trastornos del ámbito cognitivo y de salud mental.

“Lo primero es respetar los horarios normales para dormir, y eso significa que para el caso de los niños pequeños hay que crearles hábitos de sueño adecuados, según la edad, pero estos hábitos tienen que ser inculcados tempranamente. El trastorno de déficit atencional perfectamente podría ser explicado por un trastorno en el horario de dormir de un niño” comentó el Dr. Juan Carrillo. Junto con hacer conscientes estos hábitos y respetar los horarios de sueño de cada integrante de la familia, los especialistas aconsejaron desarrollar actividad física no nocturna, mejorar los hábitos de alimentación sin saltarse comidas y evitando que la última ingesta de alimentos se realice en horario nocturno, dejar de fumar y evitar el consumo de alcohol